Ensalada primaveral proteica.

Ensalada primaveral proteica.

Me encanta comer rico aunque es cierto que soy demasiado simple; una ensalada que tenga todo lo que necesito y soy la persona más feliz, eso de pasarme horas en la cocina no es lo mío.

Claro que todos los días tomar ensaladas no es lo más aconsejable, OJO hablo de ensaladas crudas como plato principal y único.

Hubo una época de mi vida donde quise ser crudivegana y resulta que no fue mí; comencé a tener malas digestiones, inflamación del abdomen, necesidad de otros alimentos, sin embargo mi cabeza me decía “tienes que ser crudivegana”.

En aquel momento cursaba Herbodietética y Nutrición Natural entonces consulté a una de mis profesoras y pude reflexionar.

El CRUDIVEGANISMO no es para todos, no todos vivimos en el mismo clima, no tenemos el mismo desgaste físico, exigencias laborales, profesionales y el exceso  de alimento frío desgasta un órgano tan importante como el Bazo, nos ocasiona entre otras cosas agotamiento, inflamación del abdomen, malas digestiones. Me llevó algunas semanas recuperar energía vital, sentirme igual de bien que antes, pero lo conseguí incorporando mijo, quínoa, arroz basmati, verduras al vapor.

Te cuento esto porque estamos viviendo un período de muchos extremos y creo que es un buen momento para ir experimentando con conciencia y pensar a largo plazo, las carencias y excesos de hoy son las enfermedades del mañana. No me gustan los fanatismos, todos los días procuro trabajar mi FLEXIBILIDAD, y no hablo sólo a nivel físico. Muchas veces somos más tolerantes con los animales que con las personas.

Sin más en SIENTEVERDE, hemos preparado una ensalada proteica, mitad cruda y cocida. Repleta de nutrientes; vitaminas, minerales, hidratos, proteínas, y muy bajo en grasa.

Me encantan los brotes, siento que tomo “PURA VIDA” intenta germinarlos en casa que es muy reconfortante ver cómo va creciendo.

 

3

INGREDIENTES:

2 C.S de brotes de lentejas germinados.

70 gr de quínoa.

1 zanahoria rallada.

4 tomates hidratados y 3 cucharadas de su líquido.

Zumo de 1 limón.

Ajo en polvo.

1 C.C de tahini.

Pizca de sal.

 

PROCEDIMIENTO:

Germinar las lentejas durante 5 días aproximadamente.

Hacer una salsa con el tahini, zumo de limón, líquido del tomate hidratado ajo en polvo y pizca de sal.

Mezclar la quínoa, los brotes, la zanahoria y si quieres puedes sumarle pepino rallado. Agrégale la salsa, mezcla y unifica.

Sirve en un plato acompañado de hojas verdes.

IMG_20160415_144434

 

Espero que disfrutes.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *